infoRETAIL.- Ebro Foods ha aumentado el beneficio neto un 10,6% hasta los 52,8 millones de euros durante el primer trimestre de 2021. Asimismo, la compañía ha alcanzado una cifra de negocio de 697,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,5% respecto al mismo periodo del año anterior. 

Según explican desde la empresa “la comparativa con el ejercicio anterior se ve distorsionada por los extraordinarios picos de demanda que registró el grupo con la irrupción de la pandemia en marzo del 2020”.

“Hemos iniciado el ejercicio 2021 con un trimestre muy positivo en ventas gracias a la buena evolución de nuestras marcas que continúan fuertes en todos sus mercados. Tras pasar los momentos más difíciles de pandemia, comienza a verse nuevamente el interés del consumidor por nuestros productos de mayor valor añadido”, resumen desde Ebro Foods.

Asimismo, mientras que el ebitda se ha reducido un 2% quedándose en 94,1 millones, la deuda neta se ha situado en 895 millones de euros, 56 millones de euros menos que al cierre del ejercicio 2020. Esta cifra recoge 22 millones de euros de inversiones CAPEX, un incremento de 99 millones de euros en el Circulante sobre el cierre del ejercicio anterior, por las posiciones tomadas en materias primas durante el trimestre y el ingreso de 107 millones por la venta del negocio de pasta seca canadiense.

Ventas por negocios
Por divisiones, la de arroz ha alcanzado una cifra de ventas de 438,3 millones de euros y un ebitda de 60,3 millones de euros. La división se está enfrentando a cinco importantes focos de inflación en los siguientes ámbitos: materias primas, fletes para los arroces aromáticos, transporte local, materiales de envasado, embalaje y paletería, y energía y combustibles.

Desde Ebro Foods se recalca que el inicio de 2021 ha sido "muy positivo" gracias "a la buena evolución de nuestras marcas que continúan fuertes en todos sus mercados"

En lo que respecta a las marcas, evolucionan favorablemente en Europa y en Norteamérica, siendo especialmente reseñable la reactivación del mercado de vasitos en Europa y el crecimiento registrado por esta misma categoría, un 50% año sobre año, en el mercado norteamericano.

El área de pasta, por su parte, ha alcanzado una facturación de 277 millones de euros y un ebitda de 37,8 millones. Tras completar durante el trimestre la desinversión del negocio norteamericano de pasta seca, la división ha quedado integrada por los negocios de fresco y seco de Panzani, Garofalo en el segmento premium, y Bertagni y Olivieri en el ámbito del fresco.

En lo que respecta a las materias primas, este negocio también ha tenido que afrontar una subida de precios, que afecta fundamentalmente al negocio europeo, cuyo impacto se estima en torno a diez millones de euros.

Al igual que en arroz, las ventas de esta división crecen de manera “muy satisfactoria” durante el trimestre, siendo la comparativa de los meses de marzo la que distorsiona la imagen final, como consecuencia del fuerte acopio durante este mes el ejercicio pasado. Destaca la evolución de la marca Garofalo, que continúa liderando el premium y crece con fuerza en España, Reino Unido, Suiza y Canadá.