Empleado de Walmart, reponiendo el lineal

infoRETAIL.- Las empresas de distribución alimentaria de Estados Unidos y España “están aguantando el tipo, aunque por motivos distintos, en la actual coyuntura sanitaria, económica y social que estamos padeciendo”, afirma el socio y director general de Advice Strategic Consultants, Jorge Díaz-Cardiel.

“La confianza del consumidor es clave para que el retail pueda triunfar”, añade el consultor, pero matiza que las razones de esa confianza son “de distinta naturaleza” en ambos países.

Así, mientras en España la confianza se deposita principalmente en las empresas, como generadoras de riqueza y empleo, en Estados Unidos es la confianza en la futura marcha de la economía la que anima el consumo, que también se ha mantenido durante los últimos meses gracias a los paquetes de estímulo aprobados por el Congreso y la Casa Blanca (entre abril y julio, los norteamericanos han recibido de media cheques por importe de 600-800 dólares semanales).

Los españoles confían en las empresas de distribución y en la industria alimentaria porque las necesitan; en Estados Unidos, en cambio, es la confianza en la futura marcha de la economía la que anima el consumo

Según el estudio Advice de Éxito Empresarial 2020, el 37% de los españoles considera que las empresas serán el principal revulsivo que impulse la recuperación económica. “Los españoles confían en las empresas de distribución y en la industria alimentaria porque las necesitan, tal y como se ha puesto de manifiesto en las extraordinarias y dolorosas circunstancias de la pandemia”, analiza Díaz-Cardiel, enfatizando que “los malos datos económicos están minando la confianza de los españoles en las instituciones”.

Frente a la grave crisis económica que se avecina, y ya se está padeciendo, en España, los indicadores de Estados Unidos mejoran mes a mes, previéndose que el PIB del país rebotará un 17% durante el tercer trimestre de este año y que en el segundo trimestre de 2021 se alcanzarán los niveles previos a los de la pandemia en crecimiento económico.

“Los estadounidenses han perdido relativamente poco poder adquisitivo y la esperanza en la recuperación los ha llevado a gastar, aunque han cambiado los componentes del gasto y los canales de distribución”, añade el directivo. La compra online se ha disparado un 87% entre marzo y agosto de este año y la cantidad gastada ha aumentado el 30%.

“El fuerte aumento del e-commerce ha beneficiado a todos en la distribución alimentaria de Estados Unidos, ya sea Amazon, Walmart, Target, CVS o Walgreens, por citar algunos ejemplos”, concluye Díaz-Cardiel, cuantificando que los retailers tradicionales como Walmart han conseguido que el 10% de sus ventas proceda del canal online, “porcentaje similar al conseguido por El Corte Inglés este año, teniendo en cuenta, eso sí, que mientras Walmart se dirige a población general de ingresos medios y bajos, El Corte Inglés lo hace a un target de ingresos medios y altos”.

(Extracto del artículo ‘Realidades y no intangibles: diferencias del retail entre Estados Unidos y España’, publicado por Jorge Díaz-Cardiel en la sección El Blog del Retail de infoRETAIL).