Álvaro Aguilar y Ángel Matamoro de Asefapre

infoRETAIL.- Las ventas de platos preparados para el consumo en el hogar han alcanzado las 592.454 toneladas en el año 2019 , lo que significa un incremento del 3,3% con respecto al año anterior. En valor, el mercado ha alcanzado 3.088.242 millones de euros, un 5,5% más que en 2018, según ha informado hoy, en un encuentro con los medios, la Asociación de Fabricantes de Platos Preparados (Asefapre).

“La calidad y la seguridad alimentaria son objetivos concretos en nuestra estrategia. Estamos comprometidos con la investigación tratando de buscar nuevas opciones que introduzcan nuevas fórmulas que nos lleven a innovar, desarrollando nuevos formatos o nuevos envases, que nos permitan adaptarnos a las nuevas formas de consumo y todo ello teniendo en cuenta la sostenibilidad”, ha apuntado el presidente de Asefapre, Ángel Matamoro.

De este modo, la innovación en materias primas, ingredientes, formulaciones y procesos de elaboración, unida a su apuesta por desarrollar productos y formatos que se adapten a los nuevos estilos de vida han motivado, un año más, que el consumo en el hogar de platos listos para comer siga creciendo, situándose en 2019 en 15,10 kilogramos por persona/año, un 3,05% más que el año anterior.

“La cesta de la compra es un reflejo de nuestra forma de vida y los productos que saben adaptarse a las necesidades del consumidor triunfan”, ha afirmado Matamoro, añadiendo que “en estos momentos, el consumidor busca productos que, por un lado, le ayuden a paliar las consecuencias de su acelerado ritmo de vida y, por otro, que le permitan mantener una alimentación variada y equilibrada”.

Reparto por categorías
Por categorías, los platos preparados refrigerados mantienen una cuota del 48,4%, seguidos de los congelados (39,4%) y los de temperatura ambiente (12,2%). En volumen, los que mayor evolución registran son los refrigerados (+6,1%). Por su parte, los de temperatura ambiente elevan sus ventas un 2,7% y los congelados tienen una evolución prácticamente flat (+0,3%).

La producción de las empresas de Asefapre ha alcanzado las 243.892.173 toneladas durante el año 2019, lo que supone un incremento del 1,7% con respecto al año 2018

En valor, son también los refrigerados los que disfrutan de mejor evolución, con un desarrollo positivo del 7,2%, mientras que los de temperatura ambiente y los congelados han crecido un 4% y un 2,5%, respectivamente.

Por segmentos, y teniendo en cuenta los datos de crecimiento, los platos preparados a base de pescado y marisco son los que más elevan sus ventas en la categoría de congelados (+7,8%), al tiempo que la tortilla aumenta un 17,2% en la categoría de refrigerados, y los platos preparados a base de pasta y arroz suben un 8% en la categoría de ambiente.

En lo que respecta a platos preparados más consumidos, la pizza se sitúa al frente del ranking en la categoría de refrigerados y en la segunda posición en platos congelados, totalizando un volumen de 124.803 toneladas. Los realizados a base de patata son los más demandados en la categoría de congelados, con 63.438 toneladas, al tiempo que los platos preparados con base de legumbres ocupan el primer puesto en la categoría de platos preparados a temperatura ambiente, totalizando 17.390 toneladas.

Datos de la asociación
Por otro lado, la producción de las empresas de Asefapre ha alcanzado las 243.892.173 toneladas durante el año 2019, disfrutando de un crecimiento del 1,7% con respecto al año precendente. Las exportaciones, que ya suponen el 16,8% de la producción de sus empresas se han incrementado un 14,8% hasta alcanzar las 39.360.191 toneladas.

En cuanto a las previsiones de futuro para el año 2020, el secretario general de Asefapre, Álvaro Aguilar, ha anunciado que “aunque existen problemas internacionales que no sabemos cómo va a influir, desde la asociación somos optimistas y pensamos que nuestro sector va a seguir creciendo”.

La pizza es el plato más consumido en la categoría de refrigerados y el segundo en platos congelados

Por su parte, Matamoros ha resaltado que “si nos favorecen factores externos los resultados serán mejores. Hemos visto un mercado que está en la tendencia de lo que los hogares y el consumidor pide y probablemente por eso sigamos dentro del crecimiento”.

Las empresas asociadas a Asefapre forman parte del Plan de Colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas de la Aesan, comprometiéndose a reformular algunos de sus platos para reducir un 10% el contenido mediano de sal en productos como croquetas, empanadillas, canelones/lasañas, nuggets, anillas o derivados del surimi, y un 10% del contenido mediano de grasas saturadas en nuggets.

“Este compromiso de calidad y seguridad es, junto con la sostenibilidad y el desarrollo económico y social, uno de los grandes retos del sector ya que implica una importante labor de investigación con el fin de evitar la modificación de sabores o la textura de los alimentos”, ha ahondado Aguilar.

Así, las empresas asociadas a Asefapre han reiterado su compromiso con los ODS de las Naciones Unidas en asuntos como la eficiencia energética; el fomento del reciclaje; la reducción y gestión de residuos; la racionalización de las actividades pesqueras, agrícolas y ganaderas; y el control de las emisiones.