La trastienda
Seleccione una categoría:
Una nueva era en la trazabilidad
Diego Rodríguez Roldán
Director del Centro de Innovación de Risk Advisory en Deloitte
Ante una sociedad que demanda paulatinamente más información sobre los productos que consume, se hace necesaria una tecnología que suponga un cambio de paradigma en la relación entre fabricante y consumidor final, aportando transparencia para generar confianza. En este contexto, el autor destaca la relevancia de la solución OBA4Trace, creada por Deloitte y que -a su juicio- “inicia un nuevo modelo que cambiará la logística como la conocemos”. 
31/05/2021

Vivimos en una sociedad que demanda, cada vez más, información en casi todos los ámbitos. Esta tendencia no nace exclusivamente del ámbito político, administrativo o regulatorio, sino también de las inquietudes de los propios consumidores, cada vez más interesados en conocer todo el impacto que los productos que consumen generan en el ámbito personal, social y global.   

Los sistemas de trazabilidad distribuida son soluciones que permiten conocer paso a paso todas las etapas por las que atraviesa un producto: desde su origen, hasta su consumo o desecho, pasando por el procesamiento, almacenamiento, distribución y comercialización.    

Con esta información, es posible controlar de manera eficiente la cadena de suministro y reaccionar con rapidez ante cualquier incidente. De hecho, desde la perspectiva agroalimentaria, la aplicación de nuevas tecnologías en el ámbito de la trazabilidad de productos está asociada, en un primer momento, al interés por controlar aspectos relacionados con la seguridad alimenticia. Esto se ha promovido, en parte, por casos de productos contaminados, que han generado preocupación e interés por modelos que, mediante sistemas de trazabilidad de datos, permiten el rápido seguimiento de esas partidas dañadas para su rápida extracción de la cadena de distribución y del mercado.

Pero más allá de este evidente valor, la posibilidad de acceder de forma clara, confiable y transparente a la información del ciclo completo de vida del producto genera nuevas oportunidades: la mejora económica, asociada a la eficacia y eficiencia de los procesos; el incremento de bienestar, vinculado a la calidad de los productos; y la constatación del compromiso social de la organización en ámbitos como la sostenibilidad y en actividades que tengan relación con la economía circular o el comercio justo. En este contexto, lo más interesante es analizar cómo cambiará el modelo de relación con el consumidor final. 
  
Nuevo paradigma en la relación 
La forma en la que los consumidores se informan y deciden sobre los productos que consumen ha evolucionado: han pasado de informarse a través de la distribución tradicional a hacerlo a través de las grandes plataformas de comercio electrónico y, en gran medida, a través de los canales digitales, donde otros consumidores comparten sus opiniones de productos, lo que ejerce una influencia muy relevante en la decisión de compra.     

Pero ¿cómo cambiará este paradigma a medida que se establezcan nuevos sistemas de trazabilidad que permitan al consumidor final acceder a toda la historia de los productos que consumen? Sin lugar a duda, produciéndose una ruptura: ahora el consumidor puede disponer de toda la información, desde el origen hasta su reciclado, de forma directa y transparente, sin depender de interlocutores y, todo ello, contado de primera mano por parte de cada uno de los actores que han aportado valor de forma unitaria a los productos. 

Estas soluciones permitirán al consumidor comparar dos unidades del mismo producto, aparentemente iguales, para saber lo que las hace distintas y únicas entre ellas y, por supuesto, respecto al resto de productos del mercado.  Con todo ello, el consumidor podrá valorarlas de forma unitaria y conocer cada una de sus características. Esto permitirá, además, que cada uno de los actores reciba información directa de esta opinión.

No es fácil predecir cómo cambiará el mercado ante semejante revolución. ¿Será diferencial el origen de un producto o la historia de la fábrica donde se produjo? ¿Será el clima especifico durante un determinado mes o el cuidado durante el transporte? ¿La calidad de sus especificaciones o el impacto medioambiental de su producción? 

Es evidente que en este nuevo modelo de relación entre fabricante y consumidor el valor dependerá, fundamentalmente, de la historia especifica de cada producto. En este sentido, es previsible que, progresivamente, sea más diferencial el hecho de poder acceder de forma transparente, segura y directa a la información unitaria de los productos que consumimos. 

Importancia de la confianza 
El hecho de que el consumidor tenga acceso a una información fiable e inalterable de las personas, procesos, productos y servicios, incide directamente en el grado de confianza que tenga con la marca y con el producto. 

¿Por qué es tan importante alcanzar esa confianza? Porque incide directamente en las ventas. De esta manera, y según diferentes estudios, el 46% de los consumidores ha comprado por impulso debido a la confianza en la marca, mientras que el 68% ha renunciado a comprar por falta de esa misma confianza. 

"Trabajar en la confianza del consumidor, más aún en tiempos marcados por la pandemia, se hace más importante que nunca"

Por ello, trabajar en la confianza del consumidor, con independencia del sector, y en tiempos marcados por la pandemia, se hace más importante que nunca.

Ante este hecho, surgen un conjunto de retos técnicos en los que las nuevas tecnologías ayudan a simplificar la forma de integrar la información de todas las etapas que sigue un producto, desde su origen hasta su consumo, con el mínimo impacto en los sistemas y procesos actuales.   

La solución de trazabilidad OBA4Trace, creada por Deloitte, está dividida en tres grandes módulos, en los que las distintas tecnologías aportan valor: módulo de digitalización y captura de datos; módulo de trazabilidad y análisis de datos; y módulo de transparencia.

Digitalización y captura de datos
Este módulo permite digitalizar la captura de datos de forma poco intrusiva. En la producción de cualquier producto intervienen tantos procesos y sistemas de información de distintos actores que es imposible imponer un cambio drástico a todos ellos.  

Para ello, el módulo de captura de datos permite adaptarse a los procesos actuales y evolucionar a procesos más automáticos, sin necesidad de redefinir desde el primer momento todos los procesos, mediante una serie de componentes:

- Formularios dinámicos en web o en aplicaciones móviles para captura de información, que son generados gráficamente sin necesidad de programaciones complejas. Estos formularios de captura de datos permiten digitalizar rápidamente, y sin apenas esfuerzo, los procesos de captura de datos que ahora son manuales. Lo interesante de estos formularios es que permiten capturar la información donde se produce y en el momento que se produce. Además, de forma sencilla y sin necesidad de programación, posibilitan sustituir procesos en los que personas toman notas o realizan fotografías en el campo por sistemas en los que estas personas directamente suben al sistema la información y las fotografías, mejorando la eficacia y la eficiencia.

- Interfaces ‘Robotic Process Automation’ (RPA) o robots, que emulan mediante software lo que hoy ya está haciendo una persona en un ordenador. Estos robots permiten obtener información de cualquier sistema informático sin necesidad de realizar ningún cambio o adaptación complejo. Se trata de robots muy poco intrusivos que interactúan directamente con las aplicaciones, como si fuesen personas. Son rápidos de implementar sin apenas cambiar los sistemas y no generan nuevos riesgos a la infraestructura tecnológica, ya que solo hacen de forma automática lo que ya se hacía de forma manual.   

- Integración ‘Internet Of Things’ (IoT), que hace referencia a la capacidad que han adquirido las cosas, dispositivos, objetos, sensores o aparatos para interconectarse y comunicarse a través de redes. El IoT es enormemente interesante por varios aspectos: en primer lugar, por la cantidad de procesos manuales que puede revolucionar, reduciendo costes y evitando errores. La sensorización es una realidad desde hace mucho tiempo y ha evolucionado a un entorno en el que los sensores pueden transmitir los datos que obtienen de sus mediciones a distancia sin necesidad de procesos manuales de medición lentos, costosos y propensos a errores.   

Trazabilidad
El módulo de trazabilidad de OBA4Trace permite tener una visión global de toda la información obtenida en los diferentes procesos de captura de datos.   

Solemos escuchar a menudo la gran capacidad de análisis que existe hoy en día gracias a toda la información que tenemos de todos los procesos. Pero no es cierto, porque la información está a menudo en sistemas dispersos que son propiedad de actores distintos y no están interconectados.

El módulo de trazabilidad aporta precisamente aquí su valor. Se trata de una memoria flexible que permite recordar e interconectar toda la información que se ha obtenido por los diferentes módulos de captura de datos que alimentan los sistemas de cada uno de los distintos actores del proceso.

Pero esta información está estructurada de formas muy distintas en cada uno de los casos. Se trata de información de compañías distintas que juegan un papel en la producción de determinados bienes, pero que evolucionan de forma independiente. Cada una de estas compañías tiene estructuras de información muy distintas.

El módulo de trazabilidad aporta una base de datos no relacional que permite integrar, conectar y estructurar de forma coherente toda esta información inicialmente desestructurada o estructurada de formas muy distintas en cada paso del proceso. 

La ventaja de este módulo es que permite tener la visión global del proceso sin necesidad de forzar a cada una de las partes a adaptarse a una estructura específica, permitiendo que cada una de ellas mantenga sus estructuras de información sin imponer nuevas estructuras de datos que ralentizan la implantación y generan muchísima complejidad al sistema.    

De esta forma, se causa el mínimo impacto en lo que ya está operativo y se aporta la flexibilidad de las bases de datos no estructuradas para obtener la información que aporta valor sin imponer costosos cambios a los sistemas actuales.

Transparencia
Toda la información obtenida carecería de valor si pudiésemos dudar de ella o si alguno de los actores la pudiese alterar en pro de su interés.

El módulo de transparencia permite garantizar que toda la información capturada y trazada por el sistema es veraz, que está aportada directamente por cada uno de los actores y que no ha podido ser alterada por ninguno de ellos en su favor.

"OBA4Trace garantiza la transparencia y confianza en la información de todas las etapas de un producto"

Para ello, OBA4Trace utiliza varias tecnologías importantes, como la firma electrónica o el sellado de tiempo y de contenidos, así como la custodia de información por terceros de confianza. Por encima de estas tecnologías, el uso de blockchain aporta factores diferenciales a la trazabilidad.

Podríamos decir, de manera muy resumida, que blockchain es una base de datos distribuida que permite que la información se almacene de forma desintermediada, descentralizada, confiable e inalterable.

Esta tecnología permite disponer de un archivo que no reside ni está controlado por ninguno de los miembros de la red y que aporta las siguientes ventajas:
- Nadie puede controlar este archivo, porque no es propiedad de nadie ni reside en los sistemas de nadie. Está replicado y validado en todos los nodos de la red.   
- No puede repudiarse el contenido escrito, porque para escribir en el archivo necesitamos una clave privada única de cada actor.   
- No puede alterarse. Sí se puede añadir nueva información que corrija o comente lo que ya está escrito, pero sin borrarlo.  

Desde el punto de vista de la trazabilidad, estas características de blockchain la convierten en una tecnología enormemente interesante ya que, de forma sencilla, nos permite disponer de un sistema, no controlado por nadie, en el que cada uno de los actores pueda escribir la información relevante con la seguridad para los consumidores de que fue escrita por ellos en un momento especifico y que nadie ha podido alterarla posteriormente.   

Cambio revolucionario
Por tanto, gracias a estos módulos, OBA4Trace permite capturar, interrelacionar y garantizar la transparencia y confianza en la información de todas las etapas de un producto, desde su origen hasta su consumo, pasando por el procesamiento, almacenamiento, distribución y comercialización.  

Asimismo, OBA4Trace aumenta la seguridad en la cadena de valor, pero también ahorra tiempo y costes en la realización de transacciones y reduce el riesgo de manipulación de la información.

Con todo ello, además, cambia revolucionariamente la relación del fabricante con el consumidor, habilitando un espacio de diálogo que, mediante la tecnología, aporta información de valor e inicia un nuevo modelo que cambiará la logística como la conocemos.