Cesta con productos de General Mills

infoRETAIL.- El fabricante estadounidense de General Mills ha facturado 8.505 millones de dólares (7.416 millones de euros) en el primer semestre de su ejercicio fiscal -cerrado el pasado 25 de noviembre-, lo que supone un incremento del 6,7% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, el beneficio neto del propietario de marcas como Cheerios, Old El Paso o Häagen-Dazs ha caído un 11,9% en los últimos doce meses, quedándose en 735,7 millones de dólares (641,5 millones de euros).

En lo referido al segundo trimestre fiscal, la cifra de negocio de General Mills ha aumentado un 5,1% interanual, hasta los 4.411 millones de dólares (3.846 millones de euros), mientras que el beneficio neto se ha quedado en 343,4 millones de dólares (299,4 millones de euros), tras desplomarse un 20,2%.

“Me agrada ver que nuestros resultados en los seis primeros meses del ejercicio fiscal nos mantienen en el buen camino para cumplir con nuestros objetivos para todo el año”, ha señalado el presidente y consejero delegado de General Mills, Jeff Harmening.

“Nuestra disciplina de costes y capital ha impulsado el crecimiento de los beneficios por encima de nuestras previsiones en la primera mitad”, añade el primer ejecutivo de la empresa, quien avanza que su labor en el segundo semestre será acelerar el crecimiento de las ventas manteniendo la misma disciplina.