El retail 'High Street' bate récords

infoRETAIL.- El volumen de inversión en activos retail en High Street se ha disparado un 70% en 2018, alcanzando los 1.700 millones de euros repartidos en 52 operaciones, lo que supone su mejor dato en la última década. Así lo revela el estudio ‘Investment Insight’ de Cushman & Wakefield, que destaca “el creciente atractivo” de estos activos, que han copado el 38% de la inversión total del segmento retail.

Las principales operaciones de este nicho se han centrado en locales de moda y en sucursales bancarias. Además, España ha registrado 32 operaciones de centros comerciales con un volumen cercano a los 1.900 millones de euros, un 25% menos que en 2017, y se han producido siete compraventas de parques comerciales, con un volumen de 236 millones.

Por segmentos, los centros comerciales han captado el 44% del capital, seguidos de los inmuebles en High Street (38%). Las ciudades con mejor capacidad de atracción de inversión, además de Madrid y Barcelona, han sido Valencia, Bilbao, Sevilla, Marbella y Palma de Mallorca.

El volumen de inversión en activos retail en 'High Street' se ha disparado un 70% en 2018, alcanzando los 1.700 millones de euros repartidos en 52 operaciones

Por otro lado, la inversión en activos logísticos ha alcanzado los 1.200 millones de euros en 2018 a nivel nacional, por encima de la media de los diez últimos años (500 millones), mientras que la contratación ha registrado incrementos tanto en Madrid como en Barcelona.

Con una expansión media del 20% anual en la facturación del e-commerce, el estudio de Cushman & Wakefield ve margen de incrementos en la demanda en los próximos meses.

La oferta futura en la capital de España alcanza los 890.000 metros cuadrados, de los cuales 325.000 metros cuadrados están actualmente disponibles. En la Ciudad Condal, por su parte, la cifra alcanza los 345.000 metros cuadrados, de los cuales están ocupados el 86%, y sólo 50.000 metros cuadrados disponibles.

Previsiones para 2019
El estudio de Cushman & Wakefield prevé un 2019 de sólida actividad inversora, marcado por la rotación de las carteras de las socimis y las operaciones de los fondos y de otros actores como las aseguradoras y los fondos de pensiones. La logística mantendrá su atractivo, de la mano del auge del comercio electrónico.

Estos factores confirmarán el atractivo del mercado inmobiliario español, cuyos retornos futuros irán de la mano de mayores rentas y niveles de ocupación. En síntesis, el estudio de Cushman & Wakefield apunta que los inversores obtendrán sus rendimientos principalmente del aumento de los alquileres, de las reducciones de tasas de disponibilidad y de la indexación de las rentas a la inflación.

“Prevemos un 2019 muy activo en el mercado de capitales en España, con fondos internacionales buscando oportunidades principalmente en el espectro core plus y value add”, comenta Ramiro Rodríguez, Associate Director y Head de Research & Insight de Cushman & Wakefield en España.

“El volumen de dinero por desplegar en el sector inmobiliario es notable, y España está en el radar de los principales inversores institucionales a nivel global”, añade.