Interior de una tienda de LPP

infoRETAIL.- Checkpoint Systems ha llegado a un acuerdo con el grupo polaco de distribución textil LPP para implantar a gran escala un programa de identificación por radiofrecuencia (RFID) que permita mejorar la disponibilidad de la mercancía, la eficiencia operativa y la experiencia del cliente.

Este programa se implantará a lo largo de toda la cadena de suministro de LPP, desde la fabricación, pasando por la plataforma de comercio electrónico y hasta más de 1.700 tiendas en 23 países. En la actualidad, la compañía vende más de 200 millones de prendas al año y cuenta con cinco marcas de alta costura: Reserved, Cropp, House, Mohito y Sinsay.

El nuevo programa de etiquetado en origen RFID hará posible que estos artículos lleguen a la tienda listos para su venta, por lo que se reducirá el tiempo que los empleados dedican a comprobar cada entrega, y mejorará la precisión del inventario. Además, se espera que esta tecnología también aumente la rentabilidad. De hecho, las primeras estimaciones indican un aumento de las ventas del 3%.

Se espera que esta tecnología aumente la rentabilidad de las tiendas. De hecho, las primeras estimaciones indican un aumento de las ventas del 3%

Gracias a esta tecnología, LPP puede conocer los artículos que más se venden y cuáles son las principales tendencias en cada tienda, por lo que puede adaptar mejor el inventario en función de las tiendas y su base de clientes.

Checkpoint colaborará con los proveedores de LPP para instalar etiquetas RFID duras y blandas durante la fabricación de las prendas. Para mejorar aún más la cadena de suministro, este minorista también ha instalado túneles RFID en sus centros de distribución. De este modo, puede comprobar la mercancía que entra y que sale, para asegurarse de que cada lote se envía a la tienda correcta.

“La implementación de la tecnología RFID va a permitir que LPP mejore sustancialmente su eficiencia operativa y la experiencia general del cliente”, destaca el presidente de Checkpoint Systems, John Dargan.

Por su parte, el vicepresidente de LPP, Jacek Kujawa, considera que la tecnología RFID es el futuro: “El proceso no va a ser fácil, ya que requiere un enorme esfuerzo organizativo, pero creemos que esta tecnología vale la pena”.