Producto lácteo de Parmalat

infoRETAIL.- El grupo lácteo Parmalat ha facturado un total de 6,232.5 millones de euros en 2018, lo que supone un descenso del 6,9% respecto al año anterior (6.695 millones). Asimismo, el ebitda de la compañía italiana ha caído un 11,5% interanual, hasta quedarse en 401,3 millones de euros.

Por regiones, sólo Europa ha obtenido mejores cifras de ventas que en 2017. En concreto, el mercado europeo ha registrado unas ventas de 1.154 millones de euros, 0,8% más. En Norteamérica, la facturación ha sido de 2.437 millones de euros, lo que supone un descenso del 6,1% respecto al ejercicio precedente.

Por su parte, Latinoamérica ha sufrido el mayor descenso (-15,6%), hasta facturar 1.137 millones de euros. Las operaciones de Parmalat en Oceanía se han saldado con 1.031 millones de cifra de negocio, un 5,9% menos, mientras que en África ha facturado 426,9 millones, un 2,7% inferior a 2017.

“El año 2018 ha estado caracterizado por algunas situaciones externas difíciles derivadas de la alta volatilidad de los precios en el mercado de la leche cruda, las dificultades para gestionar los precios de venta y una tendencia desfavorable en el mercado de productos en polvo”, tal y como explica el fabricante de Parma en un comunicado.

A ello se suma que algunos países donde opera el grupo se han visto afectados negativamente por la dinámica de costes logísticos y otros retos en el ámbito industrial.

“En este contexto, Parmalat está implementando cambios organizativos y definiendo planes de acción para la adquisición de leche cruda y en relación con las áreas de industria, comercial y logística, destinadas a superar esos retos”, remarca la compañía.